¿CÓMO SER SUJETO DE SU PROPIA HISTORIA? Conferencia de Vincent De Gaulejac Miércoles 29 de octubre de 2008- Buenos Aires

SER SUJETO:

  • Saborear el placer de la autonomía
  • Encontrar el placer en la búsqueda de la autonomía
  • Cuando el sujeto se revela a si mismo le causa placer y alegría.
  • Lo que se siente de lo experimentado> poder ser libre de hablar y elegir
  • Sabor de sentirse si mismo: aceptarse tal y como somos, y así conocerse mejor
  • Experiencia irreversible: conocerse a si mismo, descubrirse que existe y ya no se oculta.
  • La necesidad de querer ser sujeto (voluntad e involuntariamente)
  • Sujeto sujetado (subjetum) por debajo- sujeto del Rey- Estar sometido
  • Siglo de las luces, ser autónomo, libre y consiente.
  • Sujeto sujetado por el contexto social, político, económico, familiar, todo esto marca y guía el destino de todos.

DIMENSIÓN DEL SUJETO:

Sujeto social:

  • Condiciones objetivas para ser sujeto. El trabajo brinda autonomía económica y da un lugar en la sociedad.
  • Sujeto existencial: actuar bajo su propio deseo, no estar sujeto al deseo de los demás, incluye todos los registros de la existencia, es poder librarse de proyecciones imaginarias.

Sujeto Reflexivo:

  • Cogito ergo sum (pienso luego existo), Es autorizarse a pensar , afirmar lo que se cree y se dice. Es tener coherencia entre lo que siento, pienso, digo y sobre todo hago.
  • No permitir que se imponga en mi lo que otro dice.
  • Hacer buen uso de mi decir, la palabra funda la capacidad de ser sujeto de su historia.

Sujeto actor:

  • El poder sobre lo que hace, produce y realiza.

Todo lo anterior es una cruce de cuatro universos, donde el hombre es socio-histórico y se confronta al contexto del que surge (universo de la sociedad), también lo influyen sus impulsos, fantasías, lo imaginario, y se confronta con el deseo del otro el cual puede construirlo o sujetarlo (universo del inconsciente), pero también le puede ayudar a revelar sus propios deseos en el desafío de no sujetarse al de los demás busca entonces que s lo que el quiere y estar ahora sujeto sus propios deseos, esta también el universo cognitivo que le permite efectuar una mediación entre lo imaginario y lo real; de ahí parte hacia los actos que marcan su existencia convirtiéndose así en el productor de su propia vida, de alguna manera nos dice el autor que sería ser artista de su propia vida como si fuera una obra de arte.

BOURDIEU :

 “El individuo sólo tiene alguna posibilidad de convertirse en algo como sujeto en la medida, y sólo en la medida, en que se dote de los medios para comprender y analizar hasta qué punto y de qué modo las determinaciones sociales actúan sobre él… Él plantea como objetivo del socio análisis que cada uno pueda entender de qué manera las determinaciones sociales actúan sobre uno, pero sin decirnos cómo se hace eso.”.[1]

Explica la  teoría de los habitus, que esta se mira como la incorporación de la manera de ser y de pensar las cuales se van condicionando de acuerdo a la posición social, cultural o medio en el que se desenvuelve, donde también tiene que ver la educación, brindar instrumentos a los individuos para que entiendan de qué manera esas determinaciones sociales actúan en ellos.

SARTRE:

Aporta algunas respuestas. Por ejemplo cuando dice “lo importante no es lo que se ha hecho del hombre, sino lo que él mismo hace con lo que hicieron de él”. Y propone desarrollar lo que él llama el psicoanálisis existencial, que define de este modo: “sacar a la luz, de un modo rigurosamente objetivo, la elección subjetiva mediante la cual cada persona se convierte en persona. Es decir, se anuncia a sí misma lo que es.”[2]

Su estudio es para entender de qué manera el individuo existe y se construye, ya que cree que las condiciones sociales y culturales, económicas y biológicas no determinan específicamente la construcción singular de cada individuo, es como pensar que es una regla a seguir y en realidad no puede ser así, ya que cada uno emerge como sujeto por distintas condiciones no existe una regla a seguir, sería necesario revisar la biografía personal de cada persona para entender porque se ha construido de tal forma.

NOVELA FAMILIAR Y TRAYECTORIA SOCIAL

El sujeto es producto  de una historia de la cual busca volverse sujeto, para poder relacionar toda su historicidad, es decir las relación que existe entre su pasado, presente y posible futuro, será necesario analizar cómo se construyó a través de su vida en relación con el amor, el dinero, los valores, los ideales, esto mediante el relato (“siempre son cosas contadas, es decir fantasías que reconstruyen lo que ocurrió”[3])  que es un instrumento de la historicidad, este tipo de investigaciones o trabajos son de la psicología clínica, donde se ayuda a que las personas trabajen bajo su propia historia y así poder mejorar y tratarse en caso de ser necesario partiendo de la comprensión y reflexión de sí mismo.

Los relatos o guiones que se hagan sobre las historias en esta caso familiares que nos pueden  llegar afectar en nuestra propia historia sería interesante analizar las versiones que se nos han transmitido porque siempre puede existir varias de ellas para así entender lo que hizo de nosotros, ya que no siempre lo que se cuenta es lo que ocurrió, porque es importante esto? Creo que es una forma de mostrarnos que somos sujetos sujetados a la historia del pasado, y aunque deberíamos de construir nuestra propia historia tomaremos como referencia el pasado.

“Entonces, convertirse en sujeto de su historia significa examinar la manera en que esa historia nos fue transmitida, para entender mejor en qué medida o de qué manera fuimos fabricados por esa historia”[4].

[1] Vincent De Gaulejac, “¿Cómo ser sujeto de su propia historia?”, 5. , (2008) Buenos Aires.  Consultado el 30 de Noviembre del 2014.Pagina 5

[2] De Gauleja. “¿Cómo ser sujeto de su propia historia?”, 5.

[3] De Gauleja. “¿Cómo ser sujeto de su propia historia?”, 6.

[4] De Gauleja. “¿Cómo ser sujeto de su propia historia?”, 7.

IMAGINARIO DOCENTE…!!

imagine

El hombre a través del tiempo siempre ha buscado respuestas que le den la seguridad o estabilidad de que algo que espera es posible y que le brinde una respuesta segura a lo que desea lograr o alcanzar, si esto no es posible en la medida de sus alcances, este recurre a los imaginarios, es como el idealizar a algo o a alguien, que le otorgue esa seguridad, es el adjudicarle cualidades y poder a una energía que pueda transformar la realidad que se vive a lo que Aristóteles describe este proceso de imaginación: un poder-hacer-ser adosado siempre sobre una reserva, una provisión, un plus posible[1], creyendo que estos imaginarios tienen la posibilidad de lograr lo que se espera y se deposita en ellos la fe y la esperanza, muchas de las veces no se es objetivo ni realista.

  • “Digamos que la imaginación es una “función” de este alma (e incluso del “cerebro”, aquí no molesta). ¿En qué consiste esa “función”? Entre otras cosas, como hemos visto, en transformar las “masas y energías” en cualidades (de manera más general en hacer surgir un flujo de representaciones, y -en el seno de éste- ligar rupturas, discontinuidades), en saltar del gallo al burro y de mediodía a las dos de la tarde.”[2]
  • “La sociedad es creación, y creación de sí misma autocreación. Es la emergencia de una nueva forma ontológica -un nuevo eidos- y de un nuevo nivel y modo de ser. Es una cuasi totalidad cohesionada por las instituciones (lenguaje, normas, familia, modos de producción) y por las significaciones que estas instituciones encarnan (tótems, tabúes, dioses, Dios, polis, mercancía, riqueza, patria, etc.). Ambas -instituciones y significaciones- representan creaciones ontológica0s.[3]
  • Hablo de autocreación, no de autorganización. En el caso de la sociedad, no encontramos un ensamblado de elementos preexistentes, cuya combinación podría haber producido cualidades nuevas o adicionales del todo. Los cuasi (o pseudo) “elementos” de una sociedad son creados por la sociedad misma.[4]
  • La sociedad como tal es autocreación; y cada sociedad particular es una creación específica, la emergencia de otro eidos en el seno del eidos genérico “sociedad”.
  • Como no son producibles causalmente, ni deductibles racionalmente, las instituciones y las significaciones imaginarias sociales de cada sociedad son creaciones libres e inmotivadas del colectivo anónimo concernido. Son creaciones ex nihilo, no cum Esto quiere decir que son creaciones con restricciones. Menciono las más importantes de estas restricciones[5]
  • Esto le permite crear un mundo dotado de sentido (diferente cada vez). la institución social debe recrear esta dimensión en su “representación” del mundo y de sí misma, es decir en su mundo propio, su Dicho de otro modo, la institución de la sociedad recrea, siempre y obligatoriamente, una lógica suficientemente correspondiente a esta lógica “ensídica” (lo cual le permite sobrevivir como sociedad) bajo la égida de las significaciones imaginarias sociales instituidas cada vez.
  • Esto le permite crear un mundo dotado de sentido (diferente cada vez). Esta lógica ensídica social (como las significaciones imaginarias instituidas cada vez) le son impuestas a la psique durante el largo y penoso proceso de la fabricación del individuo social.[6]
  • De este modo, las sociedades arcaicas o tradicionales intentan reproducir y repetir el pasado casi literalmente. En otros casos, la “recepción” del pasado y la tradición es, al menos en parte, fuertemente consciente; pero esta “recepción” es, de hecho, recreación (la moda actual la llamaría “reinterpretación”).[7]
  • Las instituciones y las significaciones imaginarias sociales deben ser La coherencia tiene que ser estimada desde un punto de vista inmanente, es decir, en relación a las características y a los principales “impulsos” de la sociedad considerada; teniendo en cuenta el comportamiento conforme a los individuos socializados, etc.[8]
  • Las significaciones imaginarias sociales crean un mundo propio para la sociedad considerada, son en realidad ese mundo: conforman la psique de los individuos. Crean así una “representación” del mundo, incluida la sociedad misma y su lugar en ese mundo: pero esto no es un constructum intelectual; va parejo con la creación del impulso de la sociedad considerada (una intención global, por así decir) y un humor o Stimmung específico –un afecto o una nebulosa de afectos que embeben la totalidad de la vida social.[9]

imag docente   IMAGINARIO DOCENTE:

  • La idea que tiene la sociedad de lo que debe de ser un maestro y que precisamente de este imaginario social, se desprende el imaginario del docente, de cada uno de los individuos que conformamos una sociedad.
  • Cornelius Castoriadis, ya que él es el principal representante en lo que concierne al imaginario.
  • Según Castoriadis.
    Imaginario según Castoriadis, “entiende el imaginario, en una primera aproximación, como algo inventado, como primera representación que es capacidad, magma de creación permanente de la sociedad, fenómeno del espíritu, las significaciones y valores que orientan a la sociedad son una invención de los seres humanos.” (Castoriadis, 1983)
  • Es decir el imaginario lo entiendo como algo abstraído de nuestras mentes en un espacio – tiempo definido de acuerdo y directamente de un cúmulo de sensaciones que nos llegan de los objetos conocidos los cuales nos transmiten esa información como si fuera un tipo de conocimiento intuitivo es decir, existe la idea de un docente por que ya tenemos una experiencia previa, empero dicha idea que tenemos del docente ha sido creada por la sociedad en la que vivimos, esto se debe también a que según la época en la que uno se encuentre el gobierno es el que promueve el imaginario de los docentes, es por ello que ese imaginario social al cual hago referencia va evolucionando o retrocediendo según la época en la que nos desarrollemos.
  • Ahora el ser maestro es una subprofesión, esta idea que se tenía de que el maestro era un ser superdotado en la actualidad se ve desfavorecida, ya que a los maestros se le ve como los profesionales que no hacen nada y que reciben su súper sueldo sin trabajar, lo cual es una idea errónea, siendo en la realidad que los profesores tienen un sueldo muy bajo.
  • Domingo Sarmiento la tarea asignada a los profesores era o es de gran magnitud, ya que en ellos recae el bienestar de la sociedad, y es por eso que los profesores deben poseer una cultura muy amplia, tener conocimientos sobre los diferentes ámbitos del saber científico, así como del campo de la producción; y básicamente su misión se concreta a el dominio de técnicas para enseñar y concretar el aprendizaje, almismo tiempo que forma a los individuos como buenos ciudadanos.
    Las comunidades rurales el profesor sigue y seguirá siendo un ser superdotado de saberes y de aquí surge el imaginario social de estas comunidades que refiere que el profesor es un misionero que lleva sus conocimientos a estos lugares recónditos y marginados, para sacar a la población de la ignorancia en la que se encuentran e impulsar el desarrollo productivo, cultural y social de sus comunidades, sin esperar retribuciones económicas de acuerdo a la magnitud de su labor.
    Nuestro primer maestro son nuestros padres o tutores.
  • La primera institución que conocemos es la familia
  • El concepto de Castoriadis el imaginario es algo inventado, entonces desde que iniciamos nuestra vida académica tendemos a idealizar al docente creyéndolo un ser superdotado de conocimiento que nos va a guiar por el sendero de nuestra vida y podemos ver eso a lo largo de la literatura como en la biblia se le nombraba así a Jesucristo “maestro”, porque la gente tenía esa necesidad de sentirse protegida por ese maestro superpoderoso, asimismo lo vemos con Dante Alighieri en la Divina Comedia cuando le dice “salve maestro, amigo, guía” entonces en nuestro interior tenemos esa necesidad de ese guía cuando somos pequeños pensamos que nuestros primeros maestros que son nuestros padres todo lo saben, así con nuestra primeras experiencias educativas fuera de casa imaginamos que nuestros maestros todo lo saben.

EL IMAGINARIO QUE TIENEN LOS ALUMNOS RESPECTO AL DOCENTE

imaginario

Los imaginarios se enfocan en las funciones institucionales de docencia, investigación, extensión y directivas, explícitas en las actividades académico- administrativas, así como de algunas condiciones necesarias para su desempeño.

Docencia

Aunque se comparten muchos de los planteamientos, se presentan diferencias entre los argumentos relacionados con la docencia en las asignaturas de profesionalización (prácticas) y los de las asignaturas relacionadas con la formación básica:

  1. a) Métodos de enseñanza: los estudiantes afirman que el docente debe enseñar el saber que tiene, cosas buenas, útiles, impartiendo enseñanzas positivas y necesarias; debe guiar, orientar y explicar, en forma precisa y clara, relacionando los temas con la investigación para favorecer el crecimiento de las habilidades investigativas. Buscan docentes que se actualicen permanentemente para que cautiven con la historia, con la narración, con la palabra, que promuevan el interés por el conocimiento mas no por la nota. Señalan que la metodología debe ser adecuada, didáctica y estricta; al igual que variada y debe cambiar de acuerdo a la población para ampliar la discusión temática, promoviendo la discusión sana y guiada. Como estrategias, resaltan la orientación en el manejo de casos, involucrar al estudiante en los campos de aplicación, dar bibliografía, hacer pocos trabajos pero bien hechos y los estudiantes piensan que es mejor ver pocos temas y entenderlos que ver muchos y no entender ninguno. De igual manera, dan a conocer la relevancia de dar opciones al estudiante; transmitir y compartir el conocimiento, adquirido desde su experiencia, de forma dinámica, estricta y coherente. También plantean que un buen desempeño docente involucra procesos de seguimiento, reflejados en el respaldo y apoyo incondicional del docente. Es reiterativa su manifestación respecto a la metodología de exposiciones, no son de su agrado, sienten que el docente descarga su función en ellos, no perciben que se presente un aprendizaje significativo y ven como muy negativo el hecho de que no se aborden todas las temáticas.

Los estudiantes de profesionalización destacan que las prácticas son beneficiosas para el aprendizaje y los proyectan a la vida profesional; resaltan que un buen docente es aquel que presta una asesoría buena, adecuada, satisfactoria, provechosa, oportuna, enriquecedora, que a pesar de que sean pocas “sean muy jugosas”; su acompañamiento en el sitio de práctica tiene un efecto importante en el desarrollo adecuado de esta; valoran que se brinde autonomía, se enriquezca desde diferentes fuentes y se retroalimente permanentemente.

  1. b) Manejo de la disciplina: reconocen que las normas son necesarias y más aún las normas sociales, hay quienes relacionan las exigencias y las normas con la motivación que el docente genera en sus estudiantes, ya que para ellos, entre otras cosas, es desmotivante que les exija un docente que no sabe, que tiene conocimientos pobres, se sienten insultados e incluso subvalorados. Hay quienes relacionan las exigencias con el abuso del poder que tienen como docentes, así como tambiénhay estudiantes que tienen la impresión de que los docentes exigen muy poco, que deben ser más estrictos y que les falta rigor académico, hay quienes se refieren a la flexibilidad en las exigencias; destacan que el docente debe saber corregir al estudiante, llamarle la atención cuando sea necesario, no obligarlo y sacudirlo en ocasiones.
  2. c) Métodos de evaluación: destacan la importancia de la evaluación del conocimiento, asociando la calidad docente con su capacidad y criterio al evaluar. Valoran que se utilicen diferentes estrategias de evaluación y criterios bien definidos para la calificación, que deben fijarse con anterioridad; manifiestan que a los docentes les falta controlar las emociones al calificar, y que se dejan influir por cosas ajenas a la asignatura, como problemas personales; suponen que no hay planeación de fondo para relacionar los contenidos de las clases y señalan que no hay criterios consensuados por los profesores que dan clases en el semestre respectivo, contraponiéndose en ocasiones; finalmente proponen que debería existir mayor comunicación entre profesores y estudiantes a la hora de evaluar y entre los profesores para que las estrategias de evaluación sean compartidas.
  3. d) Motivación: refieren varios campos en los que el docente podría generar e incentivar la motivación, el ambiente que crea el docente en la asignatura debe ser positivo para aprender, debe generar motivación hacia la investigación, así como el trabajo del estudiante y el desarrollo de actividades. Los desmotiva mucho que el docente exija sin saber, que no se motive el aprendizaje, el hacer y el pensar. También señalan, como parte del desempeño docente relacionado con la motivación, el fomento de la autonomía en el estudiante, dándole libertad para conocer y elegir, para hacer, para argumentar, para darse cuenta de la importancia de las cosas, de aprender solo; que pueda elegir, que tenga libertad de horario, que decida entrar a clase por sí solo y que aprenda por sí mismo. Igualmente, valoran que el docente sea capaz de reconocer que el proceso de aprendizaje de cada estudiante es diferente y que se preocupe por los estudiantes como personas y como futuros psicólogos, ayudándolos a construirse, dejando que el estudiante vaya más allá, invitándolos a dar nuevos aportes y a actualizarse permanentemente; haciéndolos pensar y que lleven sus conocimientos a la práctica, que abran muchas puertas y muchas miradas; que cultiven el deseo de aprender, la capacidad crítica, el amor y el apasionamiento por la psicología, estimulando el conocimiento desde diferentes enfoques.
  4. e) Relaciones interpersonales: resaltan que el buen docente debe saber relacionarse con la gente, controlar sus emociones al tratar al estudiante, transmitir confianza y seguridad, hacer sentir bien al otro, fomentar un clima de confianza, tener buenas relaciones interpersonales con estudiantes y docentes; que sea fácil acceder a él/ella, que haya un aporte mutuo. Señalan que no debe haber “amiguismo” entre docente y estudiante ya que ser amigo se presta para “mofa y charlita” y en el proceso académico no es funcional. Indican que el docente no debe ser restrictivo y que debe procurar no descalificar en público. Manifiestan que los docentes, específicamente de Psicología, deben ver lo emocional del ser humano, tener la capacidad de ponerse en otra posición, ser asertivo y empático; además, indican que debe entender a las personas, y ser conciente de que está capacitando a otro psicólogo. También consideran muy importante que el docente tenga buena comunicación con los estudiantes y que tenga como prioridad la comprensión del discurso de otros; debe entrar en diálogo y permitirlo, darse a entender

y expresarse bien.

  1. e) Manejo del poder: aprecian en el docente el hecho de no imponer, de no mandar ni ordenar, de tomar decisiones concertadamente con los alumnos, de no presionar al estudiante. Ven mal el abuso del poder que les da su rol, manifiesto en hechos como el no dejar entrar o sacar de clase

al estudiante, cambiar proyectos por el que el docente quiere, ser arbitrarios en sus decisiones, perseguir al estudiante, hacerle la vida imposible.

  1. f) Fomento del desarrollo personal: los estudiantes buscan conocimiento, lo consideran valioso

y resaltan la necesidad de gozarse el saber, por lo cual esperan aprender, que queden huellas del tema visto, de los contenidos, y así que salgan preparados; piensan que con las actividades prácticas realmente se logra interiorizar el conocimiento y que el proceso académico deja ganancia. Afirman que el mal desempeño del docente dificulta el desarrollo de conocimientos, especialmente cuando se basa en relaciones de Imaginarios sociales sobre el desempeño miedo, en las que se tiene temor a hablar y de dirigirse al docente, lo que genera dificultades para expresarse. “Es enriquecedor dirigirse al docente sin sentir miedo, con tranquilidad, que el proceso de aprendizaje les genere una movilización emocional, no sentir un compromiso con el docente sino espontáneamente responderle al docente con buen desempeño académico y tener agradecimiento hacia sus docentes”.

Expresan que en ocasiones han sentido que el docente subestima al estudiante “creyéndolo bobo”, algunos se sienten a la defensiva en clase y defraudados con el programa académico de

Psicología; en ocasiones sienten no merecer una

nota baja y perciben que los docentes los han perjudicado en las prácticas, se sienten cargados mal emocionalmente. Relacionan el mal desempeño de los docentes con el desempeño de los estudiantes, ocasionando, algunas veces, la deserción estudiantil.

Características individuales

Los estudiantes diferencian las características inherentes al docente como persona de las características como profesional que influyen en su desempeño profesional.

  1. a) Inherentes a las personas: inicialmente sustentan que el docente debe tener calidad, a nivel personal o humano y a nivel profesional y educativo. Respecto a la parte humana, el docente debe ser una persona integral, un ser humano bueno, debe ser carismático, modelo y ejemplo a seguir ya que el estudiante se identifica con él.

Afirman que un docente sin calidad humana no funciona, y es entendible, pues su profesión implica la interacción con otras personas y debe tener unas características relacionadas con la interacción y entendimiento del otro. En cuanto a las relaciones sociales, se hizo referencia a que los docentes hacen parte de “roscas”; los estudiantes perciben que este hecho puede afectarles en aspectos como la evaluación e incluso la aprobación de materias, dependiendo del hecho de si pertenece o no a una “rosca”. Otro aspecto de las características personales del docente se enmarca en los valores que debe poseer, esto confirma el despliegue de las competencias que se nombran dentro del PAE (2006) de la Escuela de Psicología como competencias valorativas. Se destaca insistentemente su ética, el ser crítico constructivo.

Plantean que en el desempeño de los estudiantes, influye el que los docentes sean buenos seres humanos; personas excelentes, integrales, inteligentes, coherentes; en la forma de ser, pacientes, con valores, tolerantes, responsables, respetuosos, que valoren las capacidades de las personas, que respeten el tiempo del estudiante, que sean mediadores, que solucionen conflictos, que sean asequibles, que den confianza, que sean sinceros, honestos, cordiales, que confíen en los estudiantes, que permitan el diálogo y acuerdos.

Sugieren que deberían tener disposición al cambio, tener libertad de pensamiento, ser concientes de los tiempos que necesitan los estudiantes para el desarrollo de las actividades, tener seguridad al asesorar, “ser llevable, que sea bien”, tener calidad humana ya que para ellos “un psicólogo sin calidad humana no funciona”; no ser impulsivo ni radical en sus conocimientos; que no dogmatice ni obligue y que no busque que los estudiantes reproduzcan sus aprendizajes propios.

A la vez, los estudiantes consideran negativo que los docentes sean pasivos, que no valoren el trabajo del estudiante, que no sean tolerantes; que tengan un pensamiento simple, que sean prepotentes, que tengan un punto de vista radical, que sean muy despistados, que se burlen de los estudiantes; que sean descorteses cuando el estudiante se equivoca, que sean regañones, bravos; por lo que sugieren controlar sus emociones,

“manejar el genio”, no regañar, los estudiantes comentan situaciones negativas en las que los docentes “creen sabérselas todas”, “los súper duchos”, son “cuchillas”, “no saben dónde están parado”, están descontextualizados.

  1. b) Como profesional: los estudiantes plantean que un docente debe ser líder en la escuela y con los estudiantes, debe valorar su materia, tener amor a la profesión, querer lo que hace, que le guste lo que hace, tener modelo pedagógico, desarrollar empoderamiento, sentirse profesional; debe tener excelencia, debe preparar clase, debe proyectar ser un docente con calidad, debe tener calidad educativa, hacer entrega de correcciones a tiempo, cumplir con los horarios, debe controlar emociones al calificar, y, específicamente como docentes de Psicología, dicen que debe ser coherente en la forma de dar clase, debe tener un enfoque y defenderlo, debe ser un asesor integral, psicólogo y profesional completo, docente y asesor; es indispensable que cumpla con asesorías, en fin, debe ser excelente psicólogo y refieren negativamente

“A veces los llamados psicólogos no son muy humanos, a veces se pasan”.

Esperan que tengan sentido ético y lo reflejen en la relación con los estudiantes, en el trato con los docentes; que sean éticos en su trabajo, que se rijan por las normas, que pongan en práctica la psicología y que sean concientes de que están capacitando a seres humanos. Es muy importante el hecho de que tengan experiencia y logren un buen desempeño como docente, a nivel académico, en el campo en el que se desarrolle y experiencia con su trabajo en general. Los estudiantes manifiestan que es importante que los docentes adquieran habilidades, que sean críticos, ya que dentro de su vivencia han encontrado docentes que han bajado su capacidad como profesores y docentes que deben demostrar mayor capacidad para impartir cursos.

Con respecto a las condiciones y otras funciones, los estudiantes creen que al docente se le asignan asignaturas al azar, suponen que una descarga académica le permitiría mejorar su desempeño para brindar asesorías de mayor calidad.

Función directiva: no se sienten escuchados por ninguna de las instancias directivas a pesar de recurrir a ellas y consideran que hay un gran desconocimiento del reglamento estudiantil. En relación con la investigación, asumen que un buen docente se caracteriza por generar, liderar o por lo menos participar en procesos investigativos.

Extensión: refieren que el docente debe ver la realidad local, trabajar sobre cosas reales y del medio, ser sociales, tener visión social, ser cercano a las problemáticas del entorno, promover la sensibilidad social.

 

Fuentes:

Bibliografia:

-Cornelius Castoriadis. El Imaginario Social Instituyente. Zona Erógena. Nº 3. 1997.

-Eliana Zoraida Coronado Suárez. ¨Imaginarios sociales sobre el desempeño del docente universitario¨Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia

[1] Cornelius Castoriadis. El Imaginario Social Instituyente. Pagina 1. Zona Erógena. Nº 35. 1997.

[2] Cornelius. El Imaginario Social Instituyente.1

[3] Cornelius. El Imaginario Social Instituyente.4

[4] Cornelius. El Imaginario Social Instituyente.5

[5] Cornelius. El Imaginario Social Instituyente.5

[6] Cornelius. El Imaginario Social Instituyente.6

[7] Cornelius. El Imaginario Social Instituyente.7

[8] Cornelius. El Imaginario Social Instituyente.7

[9] Cornelius. El Imaginario Social Instituyente.9

EL MALESTAR DOCENTE EN LAS Y LOS EDUCADORES DE PERSONAS JÓVENES Y ADULTAS

ROBERTO BALTAZAR MONTES

Este texto nos explica como a través de diferentes talles en apoyo al docente y cómo viven su práctica docente ellos mismos van descubriendo conceptos que vivían pero no sabían que tenían un nombre, es interesante observar como a lo largo de los diferentes talleres que se les imparten a maestros que están a cargo de la educación para adultos, ellos mismo lograron reconocer los elementos que lo afectan y como detectarlos a tiempo y trabajar sobre ellos, no se trata de una serie de quejas y lamentos sobre sus problemas, sino más bien este texto nos permite tener una visión de cómo hay maestros que ni siquiera saben por lo que están pasando, simplemente se sienten incomodos, insatisfechos y frustrados, con el temor de pedir ayuda por que el resto lo puede considerar un mal maestro, o el mismo siente que pierde su valor como docente, nada más alejado de la realidad, pero se necesita ayuda para poder enfrentar todo lo que le acontece y si no lo expresa y busca como salir adelante, de ahí la importancia de creer grupos de ayuda entre los mismos compañeros, donde se puedan expresar y así entre ellos mismo brindarse apoyo, si quizá no es fácil como el dicho ¨un ciego ni puede guiar a otro ciego¨, pero si entre ellos comprender que no son los únicos que sufren este proceso de insatisfacción y que es parta de su docencia, no digo que sea lo normal vivir así sino más bien que es normal que se presenten retos y lo importante es tener en quien apoyarse y buscar soluciones y si se observa como lo hacen los demás quizá nos funcionen esas técnicas o simplemente se motiven mirando que existe forma de mejorar.

Y…¿Qué es el malestar docente?

¨De acuerdo con ESTEVE J. M, (1994): “La expresión ‘malestar docente’ es intencionalmente ambigua. La palabra ‘malestar’ se refiere según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua a una ‘desazón o incomodidad indefinible’. El dolor es algo determinado y que podemos localizar. La enfermedad tiene síntomas manifiestos. Cuando usamos la palabra ‘malestar’ sabemos que algo no anda bien, pero no somos capaces de definir qué es lo que no marcha y por qué”.

Así, el término malestar docente se utiliza para:

“Describir los efectos permanentes de carácter negativo que afectan a la personalidad del profesor como resultado de las condiciones psicológicas y sociales en que se ejerce la docencia”.[1]

¨Un elemento importante en el desarrollo del malestar docente es la falta de apoyo, las críticas y el dimisionismo de la sociedad respecto a la tarea educativa, intentando hacer del profesor el único responsable de los problemas de la enseñanza, cuando éstos, en muchas ocasiones, son problemas sociales que requieren soluciones sociales.¨[2]

¿Y el síndrome de burnout?

¨El síndrome del burnout se puede traducir al español como síndrome de “quemarse” en el trabajo. De acuerdo con Gil y Peiró (1997) el síndrome de “quemarse” en el trabajo se produce como: “una respuesta al estrés laboral crónico integrado por actitudes y sentimientos negativos hacia las personas con las que se trabaja (actitudes de despersonalización) y hacia el propio rol profesional (falta de realización personal en el trabajo), así como por la vivencia de encontrarse emocionalmente agotado (Maslach y Jackson, 1981).¨[3]

¿Cómo y porque se va desarrollando el burnout en el docente?

¨El escenario de las constantes manifestaciones de enojo, coraje, decepción, desesperanza, desilusión, desmotivación, etcétera, como consecuencia de la sobrecarga de trabajo que les imponen las instituciones en las que están adscritos para alcanzar las metas de productividad, la falta de apoyo y reconocimiento a su labor, la precariedad del salario que reciben y su proceso de proletarización, las múltiples dificultades a las que se enfrentan cotidianamente por la carencia de materiales de apoyo, de espacios adecuados para llevar a cabo su trabajo educativo y, en suma, por la falta de interés y apoyo de las autoridades para resolver los acuciantes problemas educativos a los que se enfrentan cotidianamente tienen un mismo telón de fondo: el malestar docente en las y los educadores de personas jóvenes y adultas.¨[4]

¨Estrés, agotamiento por la tensión acumulada, autoculpabilización por no cu plir con las metas que les imponía la institución, neurosis, insomnio, distracción frecuente, depresión, desgano, irritabilidad, enfermedades gastrointestinales, cansancio muscular, alergias y enfermedades respiratorias, las responsabilidades y exigencias de su trabajo eran muy pesadas y los sobrepasaban.¨[5]

¨Las situaciones difíciles que enfrentaban habitualmente producían efectos en las y los educadores, entre los que se encuentran: culpabilidad, insatisfacción, frustración, desesperación, incomodidad, desconcierto, impotencia, enojo y desmotivación.¨[6]

HABLEMOS DEL ESTRÉS DOCENTE:

Detonantes del estrés docente:

  • “Temor a no saber qué hacer”: produce una inhibición o parálisis debido al monto de ansiedad confusional.
  • “Temor a perder el control del grupo” : con lo se pone en entredicho la propia imagen como educador, ante los demás y frente a sí mismo, lo que puede generar ansiedad persecutoria.
  • ¨Temor de abandono¨: la imagen del maestro que corre el riesgo de quedarse “hablando solo” ante la deserción progresiva de los alumnos, con la subyacente ansiedad depresiva.[7]

Distintos estresores[8]:

¨Los distintos estresores les producían diversos síntomas como: dolor de cabeza, vientre y espalda; endurecimiento de los músculos; boca seca; mareos; falta de aire; temblor de las manos; malestar estomacal; colitis; agotamiento; tensión nerviosa; ansiedad; nerviosismo; irritabilidad; desesperación; falta de memoria y concentración; insomnio.¨[9]

En los estresores laborales se encontraron:

  • Los estresores de la tarea, entre ellos, la carga mental de trabajo (la movilización de energía y la capacidad mental que se ponía en juego al realizar un trabajo).
  • El escaso control sobre la tarea (algunas de las actividades que realizaban no correspondían con los conocimientos que tenían para llevarlas a cabo).

Los estresores de la organización, como:

  • El conflicto de rol que incluye el conflicto medio-fin (recibían órdenes que no podían cumplir porque no les proporcionaban los recursos adecuados o porque se les sobrecargaba de trabajo sin darles el tiempo que se requería para realizarlo).
  • El conflicto interemisores en general (cuando recibían órdenes contradictorias e incompatibles de diversas autoridades).
  • El conflicto inter-emisores entre las demandas de los superiores e inferiores (cuando lo que le demandaban las autoridades era incompatible con lo que le demandaban los promotores, asesores y usuarios del servicio)
  • El conflicto persona-rol relativo a la tarea (cuando el trabajo que realizaban no era acorde con lo que el educador desearía para sí).
  • La ambigüedad de rol (cuando no tenían claridad sobre lo que tenían que hacer, los objetivos del trabajo y su responsabilidad).
  • La jornada de trabajo excesiva, las relaciones interpersonales, la promoción y el desarrollo profesional.

Detectar el estrés a tiempo, permite:

¨Reflexionar sobre sí mismos(as); valorar la importancia de cuidar su salud; interesarse por técnicas de control del estrés. También, reconocieron lo mucho que podían hacer para mejorar su situación, por ejemplo: revalorarse como personas; reconocer sus límites y marcar límites a los demás para no sobrecargarse de trabajo; seguirse preparando; cambiar la forma de trabajo; realizar actividades recreativas y establecer redes de apoyo social.¨[10]

¨Para mejorar las condiciones de vida y de trabajo de las y los educadores se requería: luchar, colectivamente; revalorarse como personas y educadores; cuidar su salud; reconocer sus límites y marcar límites a los demás, realizar actividades recreativas. “Tomar distancia”, verse a sí mismos desde otro lugar y pensar desde diferentes perspectivas; identificarse entre ellos y con los educadores con los que trabajan; reflexionar grupalmente, sobre situaciones comunes que enfrentaban en sus trabajos; “poner en palabras” lo que les pasaba; no autoculpabilizarse por situaciones que estaban fuera de sus posibilidades resolver; valorar su salud y darse un tiempo para ir al servicio médico; comprender lo que les pasaba como educadoras y educadores de personas jóvenes y adultas; construir, en el grupo de aprendizaje, una red de apoyo social.¨[11]              

¨Verbalizar, es decir, “poner en palabras”, a los diversos y contradictorios sentimientos que les generaba el agobio ante la diversidad de tareas que enfrentaban; socializar con otros colegas lo que les pasaba, identificarse con los otros(as) educadores(as), y con sus estudiantes; “tomar distancia” de los problemas y analizarlos desde diferentes perspectivas; convertir las problemáticas en temáticas de estudio; “ponerle nombre” a lo que les sucedía; pensar acerca de las repercusiones en su salud, derivadas de las precarias condiciones en que realizaban su trabajo.¨[12]

¨Hacer un alto en el camino, hacer un paréntesis en medio de las prisas cotidianas, detenerse a pensar, de manera colectiva, en las situaciones difíciles que enfrentaban, verse desde otro lugar, les permitió reflexionar sobre sí mismos como sujetos y como educadores, y con ello tuvieron la posibilidad de cambiar.¨[13]

[1] Roberto Baltazar Montes. ¨El malestar docente en las y los educadores de personas jóvenes y adultas¨. Consultado el 04 de Octubre del 2014.

[2] Montes. ¨El malestar docente en las y los educadores de personas jóvenes y adultas¨2.

[3] Montes. ¨El malestar docente en las y los educadores de personas jóvenes y adultas¨3

[4] Montes. ¨El malestar docente en las y los educadores de personas jóvenes y adultas¨3.

[5] Montes. ¨El malestar docente en las y los educadores de personas jóvenes y adultas¨9.

[6] Montes. ¨El malestar docente en las y los educadores de personas jóvenes y adultas¨7.

[7] Montes. ¨El malestar docente en las y los educadores de personas jóvenes y adultas¨7.

[8] Montes. ¨El malestar docente en las y los educadores de personas jóvenes y adultas¨12.

[9] Montes. ¨El malestar docente en las y los educadores de personas jóvenes y adultas¨12.

[10] Montes. ¨El malestar docente en las y los educadores de personas jóvenes y adultas.¨11.

[11] Montes. ¨El malestar docente en las y los educadores de personas jóvenes y adultas.¨13.

[12] Montes. ¨El malestar docente en las y los educadores de personas jóvenes y adultas.¨13.

[13] Montes. ¨El malestar docente en las y los educadores de personas jóvenes y adultas.¨14.

Analizando y tomando notas sobre: Los procesos de frustración en la tarea docente

Ángel Díaz Barriga

frustracion

Los maestro son sujetos como cualquier otro, con todo tipo de problemas, donde los personales los afectan en su práctica laboral y los profesionales rebasan su ámbito personal, creo que es imposible separar uno del otro, el problema es cuando no se saben manejar dichos problemas y de forma quizá hasta inconsciente el mismo niega su realidad y reprime su sentir terminando esto en un agotamiento personal y frustración profesional.

El proceso de frustración, proviene de lo que Freud designa como ´la insatisfacción o privacidad de la satisfacción a una demanda pulsional¨, esto se provoca por obstáculos internos o externos, en el caso de los docentes proviene de lo político que podemos observarlo como sindical, donde las preferencias y la desigualdad están al orden del día y mientras algunos se ven beneficiados otros se sienten desamparados y pisoteados, donde se respeta el verdadero valor del trabajo, y social por lo que ya tanto se menciona hoy en día de la pérdida del respeto y reconocimiento que la sociedad tiene para con el docente.¨

¨Conjugación de una serie de procesos de muy diverso orden cuya consecuencia directa es el origen de mecanismos de frustración en la tarea del docente. Estos procesos están marcados por la manera como se retribuye económicamente su trabajo, por el reconocimiento social al mismo y por los espacios de autonomía profesional que se le conceden para definir el sentido de su actuación. A la vez, la dinámica del proceso educativo y el contacto afectivo permanente en la tarea docente generan condiciones que inciden en una carga emocional constante en el trabajo educativo.¨[1]

¨Debido a la densidad que subyace en el acercamiento a la problemática de la frustración de quien se dedica a la labor docente, se considera oportuno efectuar un análisis a partir de tres dimensiones: la profesional desde un punto de vista histórico y de sociología de las profesiones; la que se deriva de la tarea pedagógica propiamente dicha, y la que proviene de la dinámica afectiva que se produce en la tarea docente¨[2].(pagina 2)

Otro de los problemas que se observan con la docencia es que la sociedad espera tener maestros entregados y dedicados totalmente a la tarea de educar, una entrega que cae en una imagen idílica, y al no encontrarlo en esa posición lo ven como una falta de vocación, que se llaga hasta el punto donde el mismo docente cree que en verdad está fallando, pero existen también otro aspecto, donde existe cierto porcentaje de docentes que no cuentan ni con la vocación ni habilidades para estar frente a un grupo , que esta profesión la eligen como una opción cómoda o como una oferta de trabajo seguro por largo tiempo sin mucho esfuerzo, esto porque no alcanzan a comprender el nivel de responsabilidad que implica educar, lo bueno es que ahora con lo de la reforma educativa ya se tendrán que esforzar más aquellos que deseen ser docentes para poder mantener su trabajo, eso es bueno porque así debe de ser en todos los aspectos laborales, que se mantenga aquel que mejor desempeñe su trabajo y más cuando hablamos de la educación, que los maestros son los guías de los futuros ciudadanos.

Dicen que debemos hacer lo que nos haga feliz, o hacer feliz lo que hacemos, ¿cómo podría lograr esto el docente en un ámbito donde siente frustración y abandono de sí mismo?, no encontrarle sentido a su labor, o la perdida de amor por lo que hace no lo llevara precisamente al éxito, si no que no solo él se hundirá en su autocompasión sino que también afectara a sus alumnos, a sus colegas, al centro escolar y a la imagen de la profesión docente, creo que difícilmente podría recuperarse de tanta carga, de ahí la importancia de buscar la manera de ayudar al docente antes de que decaiga más en su propio malestar.

Este texto aborda como la profesión docente,( que en realidad sería una seudoprofesion ya que no cuenta con un perfil determinado ni la autonomía para actuar y desempeñar su labor a criterio propio), en todo el tiempo desde que existe no se ha analizado su historicidad, así como todo aquello que le acontece y lo sobrepasa.

¨Se puede decir que el maestro se encuentra frente a diversas imágenes de su profesión. Unas parecen estimularle a que continúe su labor. En general, éstas sólo se quedan en discursos para homenajearlo y para cubrir espacios ideológicos de la política educativa. Otras imágenes existen y circulan por debajo del discurso, son latentes pero no inconscientes, en ellas el docente percibe el desprecio social, la exigencia de cumplir con un deber que ningún otro sector de la sociedad quiere responsabilizarse. Se le exige trabajar por trabajar, cumplir aunque no pueda reconocerse en los resultados de su labor. Su trabajo es una obligación, no un placer.[3]

Después de la revolución el Estado y la sociedad se apoyaron en la profesión docente para encargarles tareas no solo de educar si no también relacionados con la salud, de integración social y modernización, por lo que se reconocía y se valoraba su trabajo, después con la crisis económica , existieron cambios políticos y educativos donde el docente dejo de funcionar como el punto de ayuda y de apoyo y su imagen se fue convirtiendo en una especia de paracito social, así también lo que son los sueldos se convierte en una retribución significativa por lo que los decentes han venido reclamando pero la sociedad tiene devaluado su oficio que no lo apoyan creyendo que no es necesario pagarle más.

¨Ya no es el que presta un gran servicio a la sociedad y al Estado, sino quien proyecta la imagen de una especie de parásito social.¨ [4]

Elementos que contribuyen al proceso de frustración del docente:

¨Las imágenes que se conservan sobre su labor, la falta de autonomía en su trabajo, el incremento de concepciones y reglamentaciones que lo relegan en su función intelectual, la falta de placer y pérdida del ideal de su labor frente al incremento de una pedagogía pragmática que lo cosifica y, finalmente, los salarios de miseria que recibe sólo son elementos que crean condiciones favorables para una frustración y para un alto grado de deterioro individual. Sin embargo, no es un elemento aislado, sino el conjunto de ellos el que afecta decisivamente esta situación¨.[5]

Es difícil que se reconozcan sus esfuerzos ya que no se ven materializados y la única forma en la que se podrían reconocer se le quita el mérito.

¨Al respecto, se podría afirmar que cuando el estudiante aprende es gracias a sus méritos

y que cuando fracasa es culpa del maestro.¨ [6]

Existen también las condiciones insanas emocionales del docente, de los lazos que se crean entre él y el alumno o él y sus compañeros maestros, donde las relaciones personales se pueden volver en algo tan insano que sienta que no puede con la situación y se siente harto. Cuando se es maestro de primera es convivir como 4 horas con diferentes personalidades , pero que sucede en el caso de los maestros se secundaria y preparatoria? es difícil intentar crear empatía con el cambio de alumnos que tienen por hora.

¨Schipani y Tinao32 describen varias respuestas que puede tener el docente frente a una situación de este tipo: desesperación, progresiva pérdida de sensibilidad, aumento de susceptibilidad, diversas formas de agresividad y comportamientos regresivos, intentos todos estos de enfrentar de alguna manera esta situación¨.[7]

[1] Ángel, Díaz Barriga. ¨Los procesos de frustración en la tarea docente¨. 1. Consultado el 30 de Septiembre del 2014. Disponible en http://www.revistadocencia.cl/pdf/20100729233046.pdf

[2]Diaz . ¨Los procesos de frustración en la tarea docente¨. 2

[3] Díaz . ¨Los procesos de frustración en la tarea docente¨. 4.

[4] Díaz . ¨Los procesos de frustración en la tarea docente¨.5

[5] Díaz . ¨Los procesos de frustración en la tarea docente¨.8

[6] Díaz . ¨Los procesos de frustración en la tarea docente¨.8

[7] Díaz . ¨Los procesos de frustración en la tarea docente¨.11

PUNTEO Y NOTAS SOBRE: MALESTAR DOCENTE Y FORMACION INICIAL DEL PROFESORADO: PERCEPCIONES DEL ALUMNADO.

MINION MAESTRO

Como todo en la vida está en constante cambio y transformación por las mismas necesidades que se van construyendo alrededor de una sociedad más tecnológica y acelerada, la educación no es la excepción, por lo tanto el docente debe de estar acorde a estos cambios para no quedarse fuera de la realidad, es por eso que actualmente existe una preocupación en la formación docente , de prepararlos y formarlos para enfrentar los nuevos retos que van surgiendo, siendo necesario dejar atrás el estereotipo del ideal del maestro para que así el docente novato tenga la capacidad de entender, enfrentar y trabajar dentro de nuevos contextos que irán surgiendo de acuerdo a las necesidades de los alumnos y así prepararlos para enfrentar su futuro aún incierto.

Como los mismos estudiantes de docencia sienten esa necesidad de que se le forme bajo las nuevas realidades , bajo la práctica, porque pueden tener mucha teoría pero necesitan que se les presente la realidad que van a vivir dentro de las aulas, quizá no se les pueda dar una receta mágica de cómo atender los problemas que se le presenten a en su práctica docente pero si es importante que se tengan las bases para hacerle frente, que él no sienta que esta defraudándose a si mismo por no cumplir con ideales del ser docente que nada tiene que ver con la realidad por lo que en muchas ocasiones no son ni capaces de pedir ayudar porque creen que ¨Si los profesores admiten que tienen problemas equivale a decir que son malos maestros. Tienen miedo de revelar sus problemas profesionales a sus colegas porque los consideran síntomas de fracaso.¨(pagina 16) , que lo que mostrara su valor como educador es poder mantenerse constante y a la par de las exigencias que se van imprimiendo en la educación, pero no un mantenerse como soportarlo hasta el punto de llegar a un malestar docente sino contar con las herramientas para poder hacerles frente.

A continuación unas citas tomadas del texto, como son ideas que quiero relacionar con el malestar docente primero sería revisar las necesidades que se tienen en la formación del docente, porque de ahí es donde nace la problemática de su enfrentar la realidad y no estar preparado para ella, lo que le causa problemas internos que terminan externándose en su práctica.

*Los programas de formación inicial de los docentes suelen estar muy alejados de los problemas reales que un educador debe resolver en su trabajo. Se otorga más importancia a la formación académica que a la observación y a las prácticas innovadoras, a la formación individual que al trabajo en equipo, a los aspectos más cognitivos que a los afectivos, etc. De ahí que surja el desconcierto y los sentimientos de inadecuación y malestar, ya que se sigue formando a los docentes para dar unas clases imposibles en unos centros de enseñanza que ya no existen (MARCELO, 1995). (página 4)

*Esto ocurre en todas aquellas circunstancias en que se recurre a un enfoque normativo de la formación del profesorado, destacando lo que debe hacer y debe ser, sin que al mismo tiempo se le enseñe a enfrentarse con la práctica cotidiana de la enseñanza. El profesorado debutante, ante esta realidad, va a quedar desarmado y desconcertado al encontrar que la práctica real de la enseñanza no responde a los esquemas ideales con los que se había formado. (página 4)

*En cuanto a la formación inicial de los maestros y maestras, diferentes autores coinciden en señalar que, en sólo tres cursos, el tiempo dedicado al estudio, a la reflexión y a las prácticas resulta insuficiente para la preparación profesional del profesorado, lo que significa una formación de rango inferior y una devaluación de la profesión.(página 5)

*Por tanto creemos que, ante un sistema social dinámico y cambiante, sólo cabe un profesorado flexible con la capacidad de ir incorporando en sus actuaciones personales y profesionales los diferentes sentidos que pueden adoptar la construcción del conocimiento y las formas de saber contemporáneas.(página 5)

Cuáles son las necesidades formativas más importantes?

  • La necesidad formativa que principalmente ha manifestado el alumnado como deficitaria en su formación es la dificultad para trabajar los programas de garantía social, siendo éste, en la actualidad, un tema bastante debatido y controvertido. (página 15)
  • Otras de las necesidades que manifiesta el alumnado en su formación son las relacionadas con el trabajo en el aula para saber mantener la disciplina con un alumnado disruptivo y saber desempeñar la función tutorial. La disciplina y por ende los comportamientos disruptivos del alumnado siguen siendo los problemas que más preocupan al profesorado. (página 15)
  • La preparación para saber trabajar con las familias y con el equipo de profesores (página 15)
  • Saber ofrecer respuestas válidas a la situación que atraviesa la educación, afrontar el escaso apoyo que tiene la profesión docente así como conocer la situación laboral (página 16)
  • Las necesidades que más preocupan al alumnado son el no saber cómo controlar la ansiedad y el estrés, así como saber tolerar la frustración.(página 16)
  • Otras de las necesidades formativas que también pone de manifiesto nuestro trabajo es la dificultad para asumir la diversidad de funciones propias de la función docente, así como el realizar las tareas burocráticas que conlleva.(16)

Proceso de revalorización de la enseñanza: En ese proceso es importante recuperar y extender campañas de revalorización social de la enseñanza y de la imagen social de los profesores desde todos los organismos competentes, como parte imprescindible del sistema de enseñanza (ESTEVE, 2000). (Página 18)

 *Uno de los fundamentos básicos que debe ser modificado en la formación inicial sería cambiar los enfoques normativos por enfoques descriptivos, ya que según los primeros se considera al profesorado como el único responsable de la eficacia docente, al establecer una relación directa entre la personalidad del profesor y el éxito en la docencia, generando sentimientos de culpa y frustración y, en las últimas etapas, el llamado malestar docente. En cambio, los enfoques descriptivos centran la eficacia docente en una dimensión más relacional, donde confluyen diversas variables. No construyen a un profesor ideal, sino a un profesional capaz de hacer frente a los condicionantes de la enseñanza para que, cuando se encuentran con sus primeras limitaciones, no se pongan en cuestión a sí mismos sino a su actuación, que forma parte de un contexto integrador (ESTEVE, 1997). (Página 20)

 

FUENTE:

Camacho Gonzalez, Hilda Mar; Padrón Hernandez, Máximo. ¨Malestar docente y formación inicial del profesorado: percepciones del alumnado¨. Revista Interuniversitaria de Formación de Profesorado, Vol. 20, Núm. 2, sin mes, 2006, pp. 209-230  http://www.redalyc.org/pdf/274/27411341013.pdf

 

MAFALDA

Cuando alguien evoluciona, también evoluciona todo a su alrededor…

Es nuestra decisión ser diferentes, solo se necesita determinación, valor y coraje, aunque otros crean que es una locura o pérdida de tiempo, pero si es para mejorar tu mundo… adelante, que nada te lo impida…

Dejar de ser lo que otros esperan y empezar a ser lo que deseas, ahí nace tu libertad y el rumbo del camino hacia tu felicidad…

Desafíate a ti mismo, sorpréndete, no tengas miedo, ¿Qué puede pasar? ¿Qué aprendas cosas distintas en cada intento y lo sigas insistiendo? Y … ¿Por qué no? Solo recuerda siempre que lo deseabas lograr y comienza de nuevo, ahora ya tienes experiencia…

Ten paciencia, nadie dijo que sería fácil, si lo fuera cualquiera lo intentaría, he ahí el valor de ser diferentes al resto… by IRH